¿Iniciar la actividad cómo sociedad o como persona física “en recargo de equivalencia”?

Si va a iniciar una actividad como minorista, ¿qué le interesa más? ¿Desarrollarla como persona física y aplicar el Régimen del recargo de equivalencia, o constituir una sociedad mercantil?

Si va a iniciar una actividad de venta de productos al por menor, tenga en cuenta lo siguiente a efectos del IVA: 

Si va a desarrollar la actividad directamente como persona física, deberá aplicar el Régimen del recargo de equivalencia de forma obligatoria.

No obstante, puede constituir una sociedad para desarrollar la actividad, en cuyo caso dicho régimen especial no será aplicable.

Si constituye una sociedad, deberá presentar declaraciones periódicas de IVA, recogiendo el impuesto repercutido, deduciendo el soportado, e ingresando en Hacienda la diferencia. En cambio, si actúa como persona física no deberá presentar declaraciones (tendrá menos cargas administrativas) y podrá hacer suyo el IVA repercutido. Sin embargo no podrá deducirse el IVA que soporte por la actividad.

Además, en sus compras de productos, sus proveedores le repercutirán un recargo adicional del 5,2%, del 1,4% o del 0,5%, según el tipo productos de que se trate. Dicho recargo, junto con el IVA soportado, acabará siendo un mayor coste para usted.

Para saber la alternativa más conveniente, actúe de la siguiente forma:

Haga una previsión de todos los gastos e inversiones que va a necesitar para su actividad y del IVA que deberá satisfacer (IVA que no será deducible). A continuación, prepare una cuenta de explotación para cada supuesto. Y opte por la opción con mayores beneficios.

Si estás interesado en este asunto, consúltanos en nuestra asesoría Cintas & Barberá de Chiclana.