¿Puede renunciar a vacaciones?

Uno de sus empleados quiere renunciar a días de vacaciones a cambio de una compensación económica. ¿Es válida esa forma de actuar?

Su empleado le ha ofrecido renunciar a 15 días de sus vacaciones a cambio de que le pague una compensación económica. Y a usted le interesa formalizar dicho pacto, ya que necesita que el afectado acabe el proyecto en el que está trabajando. Pues bien, ese tipo de acuerdos está prohibido:

En general, no es válido que sus empleados renuncien a los derechos que les reconoce la ley. En este sentido, el Estatuto de los Trabajadores reconoce el derecho a 30 días de vacaciones, y el único supuesto en el que dichos días pueden sustituirse por dinero se da cuando se extingue el contrato antes de que el afectado los haya disfrutado.

Si su convenio prevé más de 30 días de vacaciones, tampoco es válido que sus empleados renuncien al exceso. Está prohibida la renuncia de derechos previstos en la ley y desarrollados por el convenio.

No obstante, en algunos casos sí que es válido que los empleados renuncien a sus derechos. En concreto, ello es posible si dichos derechos son más favorables que los establecidos en la ley o en el convenio (bien porque se han pactado en el contrato, bien porque se trata de una condición más beneficiosa otorgada por su empresa, o bien porque se han pactado en un convenio extraestatutario –es decir, un acuerdo con los trabajadores en el que no se han seguido los trámites previstos en la ley para la negociación de los convenios–).

Ejemplo. Así, si su convenio fija la duración de las vacaciones en 32 días pero pactó con sus trabajadores el disfrute de 35, será válido que éstos renuncien a los tres días adicionales. Pero no podrán renunciar a los 30 fijados en el Estatuto ni a los dos adicionales fijados en convenio.

También es válido renunciar a un derecho previsto en el convenio si ese derecho no está fijado en la ley (salvo si el convenio prevé su irrenunciabilidad).

Por ejemplo: al disfrute de días de asuntos propios. En cualquier caso de renuncia válida, documéntela por escrito, para evitar que el afectado le reclame el disfrute de su derecho en el futuro.

La renuncia a días de vacaciones sólo es válida si por contrato o como condición más beneficiosa vienen disfrutando de más días que los fijados en la ley.

Si estás interesado en este asunto, consúltanos en nuestra asesoría de Cintas & Barberá de Chiclana.