¿Será una empresa de reducida dimensión?

Usted y un amigo constituirán una sociedad. Si su socio pretende participar en la nueva empresa a través de una de sus sociedades, ¿sabe que les puede afectar a la hora de aplicar los incentivos para las empresas de reducida dimensión?

Empresa participada. Usted y su socio prevén que la facturación de su nueva empresa no va a ser muy elevada, por lo que pretenden aplicar los incentivos que tienen las empresas de reducida dimensión.

¡Atención! Pues bien, si su nueva sociedad está participada por una empresa, es posible que empiece a formar parte de un grupo de empresas.

Y ello tiene consecuencias a efectos de acogerse al régimen de empresas de reducida dimensión. Para acogerse al régimen especial de empresas de reducida dimensión y poder aplicar sus incentivos (un tipo impositivo inferior, la libertad de amortización con creación de empleo….), el importe neto de la cifra de negocios del ejercicio anterior de su sociedad debe ser inferior a diez millones de euros.

En su caso: como su empresa es nueva, dicho importe se referirá al primer ejercicio. Y si la han constituido en mitad del ejercicio, el importe de la facturación se elevará al año. De esta manera, si crean su empresa el 1 de abril y su cifra de negocios del primer año es de ocho millones de euros, no podrán acogerse a este régimen (8 x 12 / 9 meses = 10,66 millones de euros).

Grupo de empresas. Ahora bien, en el caso de un grupo de empresas mercantil, el umbral de diez millones se calcula computando la cifra de negocios de todas las empresas del grupo. Pues bien, si usted o su socio participan en la nueva empresa a través de otra sociedad, tenga en cuenta que:

Si una sociedad va a tener más del 50% del capital de su nueva empresa, ambas formarán parte de un grupo. Un grupo de empresas es un conjunto de sociedades en el que la dominante tiene el control de otras que dependen de ella (esto ocurre, por ejemplo, si la dominante tiene más del 50% del capital, o si tiene la facultad de nombrar o destituir a la mayoría de los administradores).

El control podrá ser directo o indirecto. Es decir, si usted tiene una empresa (A) que tiene el 85% de otra (B), y B tiene el 75% de C, la empresa A tendrá indirectamente el 63,75% de C (85 x 75%), y todas formarán parte de un grupo.

En resumen. Si su nueva empresa se incorpora en un grupo, deberá sumar la cifra de negocios de todas las empresas a efectos de saber si pueden acogerse al régimen de reducida dimensión.

Cambios. Si al final su nueva sociedad forma parte de un grupo, sepa que desde 2015 se han introducido algunas novedades que le benefician a la hora de calcular la cifra de negocios conjunta:

Hasta 2014, si había ventas entre empresas del mismo grupo, Hacienda consideraba que éstas no se restaban a la hora de computar la cifra de negocios. Sin embargo, desde el 1 de enero de 2015 sí que se eliminan las ventas que procedan de operaciones intragrupo.

Si su nueva empresa se va a incorporar en un grupo de empresas mercantil, deberá sumar la cifra de negocios de todas las empresas a efectos de conocer si podrá aplicar los incentivos de las empresas de reducida dimensión.

Si estás interesado en este asunto, consúltanos en nuestra asesoría de Cintas & Barberá de Chiclana.