Utilización judicial de información obtenida fuera del proceso

Un juez de lo social, que debía resolver un procedimiento sobre invalidez en el que una de las partes había alegado la existencia de una lesión que le limitaba la capacidad de andar y, por tanto, de realizar su trabajo como peón de la construcción, coincide dos horas después del juicio, y de forma casual, en la estación de Renfe con el trabajador que dijo haber sufrido la lesión y vio que éste caminaba normalmente.

El juez plantea a la Comisión de Ética Judicial la siguiente consulta:

  1. Si  puede tenerse en cuenta el conocimiento de esa circunstancia para resolver el pleito
  2. Si el juzgador puede hacer alguna indagación relacionada con el hecho objeto de enjuiciamiento a través de internet o de las redes sociales.

La Comisión señala que la cuestión objeto de dictamen está íntimamente relacionada con la práctica de la prueba en el proceso y con los principios procesales que han de regirlo (a la independencia y a la imparcialidad judicial). Recuerda que en ámbito de la jurisdicción social, tanto la introducción por el juez en el proceso de hechos de los que hubiere tenido conocimiento fuera del proceso, como la práctica de cualquier medio de prueba encaminado a fundar la convicción judicial sobre estos hechos (por ejemplo una pericial forense) sería contraria a los principios y reglas procesales.

Por ello, concluye que el juez no debe contaminarse por cualquier clase de prejuicio contra alguna de las partes que pudiera tener su origen en información obtenida fuera de los cauces procesales oportunos.

Respecto de las posibilidades que se le ofrecen al juez de obtener información a través de internet o las redes sociales sobre las partes, sus abogados o determinados hechos que afecten a la cuestión objeto de controversia, la Comisión considera que el juez debe ser especialmente diligente y cuidadoso en evitar que la información que pudiera llegarle por esta vía pueda alterar la posición imparcial que debe adoptar en su enjuiciamiento.  Conocer hechos o circunstancias que no han sido aportadas por las partes al proceso u obtener información sobre alguna de las partes o sus letrados puede sesgar su enjuiciamiento.

Por ello, concluye que no es aconsejable que el juez haga una búsqueda de la verdad material fuera del acervo probatorio; y señala que en caso de producirse este conocimiento debe prescindir en la valoración probatoria del conocimiento de los hechos obtenido fuera del proceso, pero no procede la abstención en el proceso.

Si estás interesado en este asunto, consúltanos en nuestra asesoría Cintas & Barberá de Chiclana.